Análisis de las formas del rostro en los servicios de corte.

Realizar un servicio de corte de cabello no es solo cuestión de reducción de longitud. Se trata de esculpir formas y volúmenes para crearm un estilo que sea favorecedor. Además, hay que tener en cuenta que la superficie en la que realizamos dicho servicio es irregular, es decir, el cráneo y por esta razón, es fundamental analizar las características y necesidades en cada cliente.

A su vez, el conjunto de formas y volúmenes obtenidos influirá sobre la forma del rostro haciendo que el estile encaje o no. A continuación, haremos una introducción sobre las distintas formas del rostro que podemos encontrar y qué tipo de volumen debemos aplicar o reducir.

Para corregir o compensar el rostro se toma como referencia las medidas de un rostro ovalado, considerado como representante de la belleza ideal según los cánones estéticos. Se reconoce por su eje vertical ligeramente más largo que el horizontal y suele presentar una mandíbula más reducida respecto a la anchura de la frente. Es muy femenino, equilibrado y está dispuesto a admitir cualquier estilo de corte. Se deben evitar volúmenes exagerados en la zona alta del cráneo para que no pierda sus proporciones.

El rostro alargado como su propio nombre indica es visiblemente más largo que ancho de forma desproporcionada. Para reducir su eje vertical se plantearán estilos de corte sin volumen en la parte alta y que lo potencien en los laterales del rostro. El flequillo será muy recomendable para acortar esta tipología de rostro.

El rostro redondo es principalmente ancho y similar en longitud entre sus dos ejes. Se aconsejan longitudes semicortas o cerca de las clavículas. Hay que rehuir de melenas a la altura del maxilar y de los volúmenes laterales de manera que se proceda a elevar exclusivamente el cabello en las zonas altas. Se desaconsejarán líneas de corte que aporten volumen en los laterales y flequillo tupidos y rectos.

En cuanto al rostro cuadrado hay que tener en cuenta que transmite carácter, es anguloso y posee líneas anchas que se manifiestan rectas y muy marcadas en el contorno de la frente y de la mandíbula. En estos casos hay que prescindir de estilos geométricos y flequillos rectos. Se aconseja volumen en la zona superior para jugar con secciones sueltas o desfiladas con el objetivo de suavizar el contorno del rostro notablemente definido. Se deben eludir los cortes muy geométricos, el volumen en los laterales y el rostro despejado.

El rostro rectangular ofrece una sensación alargada con bordes muy definidos. La forma de reducirlo visualmente es a través de un flequillo abierto o un toque de volumen en la coronilla que influye en la zona posterior y no en la superior. Se aconsejará jugar con algunos mechones sueltos en la sien o cierta longitud sobre el mentón.

El rostro triangular resulta desproporcionado ya que la mandíbula es ancha y progresivamente se ve más reducido hacia la sien. Se puede aumentar el volumen en los laterales de la frente y reducir ópticamente en el propio maxilar a través de estilos semicortos. Si se trata de melenas medias o largas se aconseja utiliza técnicas de corte y longitudes que envuelvan y suavicen la mandíbula. Se evitará ampliar el volumen en la zona inferior del rostro o despejar el mismo en exceso.

La forma de triángulo invertido también conocido como forma de corazón muestra mayor amplitud en la frente hasta llegar a una barbilla pequeña y estrecha.

En este caso se aconseja direccionar el cabello hacia el rostro cubriendo parte de la frente y liberando la mandíbula. Si se aporta un toque ligero de volumen en la parte superior se ayuda a compensar el rostro.

El rostro de diamante, posee pómulos muy salientes y marcados y necesita rellenar volumen cerca de la barbilla a través de cortes que comienzan su desfilado en dicho punto.

Como ya se ha explicado, en ocasiones se detecta fácilmente la forma del rostro en función de la naturaleza del nacimiento del cabello, es decir, de su implantación natural ya sea en la frente o en la línea de las patillas.

Como se puede observar, son muchos detalles diferentes en cada persona, lo que significa que serán muchos los looks distintos que hay que diseñar para que cada cliente pueda lucir un estilo único.

Si quieres aprender a elegir las técnicas adecuadas en cada servicio, únete al Entrenamiento Avanzado Mirror y descubre cómo hacer cualquier estilo y que sea favorecedor.

https://mdbeducation.com/metodo-mirror/

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista