Clasificación de cortes de pelo masculinos. Parte II

Como profesionales debemos conocer los distintos tipos de estilos de corte así cómo sus características. De esta forma podremos aplicar las técnicas, herramientas y productos adecuados en cada cliente así como asesorar y sugerir las modificaciones que se consideren oportunas para personalizar el estilo.

En el artículo anterior hemos detallado algunos de los estilos más demandados en los cortes masculinos y a continuación ampliaremos esta información ya que exite mucha variedad y combinación de formas, longitudes y volúmenes.

  •  Mohawk: Versión de la cresta con la parte superior más corta y de nuevo desconectada. En este caso, el carril central de cabello que se mantendrá largo y desconectado será más ancho que cuando se trate de un efecto cresta.
  • Con flequillo y rapado de lados: La versatilidad del flequillo a la hora de disimular asimetrías en el rostro es el gran aliado de este corte.
  • Hair Tatto: Técnica que consiste en plasmar diferentes diseños en el cabello, aprovechando el contraste de color entre la piel y el cabello. Dichos dibujos se realizan con máquinas de corte muy precisas y requieren además de destreza, creatividad.
  • Raya en medio: Este estilo de corte es poco usado y raramente recomendado en hombres con cabello corto, ya que acentúa las asimetrías del rostro.
  • Con flequillo: Al igual que en su versión con lados rapados, es una buena elección y muy fácil de proponer al cliente cuando se trata de disimular la ausencia de cabello, por ejemplo, en las zonas de las entradas.
  • Informal: Corte ligeramente incrementado que puede ir acompañado tanto de lados rapados como dejarse ligeramente largo. Es extremadamente cómodo, ya que no necesita de demasiados cuidados a la hora de peinarlo o mantener el propio corte.
  • Dapper: Corte elegante de origen inglés que lleva los laterales rapados y la parte de arriba peinada hacia atrás y a un lado, con la ayuda de ceras capilares.
  • Texturizado: Estilo muy apropiado para cabellos ondulados, ya que aporta movimiento y volumen de manera natural. También es válido para cabellos lisos trabajados con técnicas de texturizado como el uso de corte a navaja o sobredirección con tijera.
  • Afeitado: Como su nombre indica, consiste en dejar toda la cabeza al 0 o afeitada con técnica de rasurado a navaja.
  • Rizado corto: Similar al corte de pelo texturizado, pero con el rizo más marcado. Muy de moda en los años 80 debido al uso de moldeadores y permanentes, y que ha vuelto a estar de moda en la actualidad.
  • Undercut rizado: Es una versión personalizada del rizado corto, pero con los laterales rapados y desconectados.

En los cortes masculinos de cabello largo cobra especial importancia la técnica, ya que será la que permita visualizar en nuestra mente el resultado final antes de acabar el corte y adaptarlo a demanda. En estos estilos se debe informar a los clientes que lo requieran de que, aun siendo un cabello largo, hay que mantener correctamente arreglados ciertos detalles como los nacimientos de la nuca o patillas, ya que de lo contrario el aspecto del hombre será desarreglado.

Si quieres aprender más sobre técnicas de afeitado y barbería, especialízate con nuestra Masterclass en el siguiente enlace:

https://mdbeducation.com/masterclass/iniciacion-al-mundo-de-la-barberia/

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista