Cómo aplicar el visagismo en tus técnicas de maquillaje

Aclaremos que el término visagismo es fruto de la suma de la palabra francesa “visage”, que significa “rostro” y el sufijo latino “ismo”, que es equivalente a “doctrina”. De ahí que utilicemos la palabra visagismo para describir el estudio del rostro y se emplea en el ámbito de la estética para hacer referencia a una combinación de técnicas que exalta la belleza del rostro a través del maquillaje, tanto en los productos como en la forma de aplicación, la influencia de los colores en el cabello y los volúmenes del corte o el peinado.

Dentro del llamado visagismo, debes saber que no únicamente se recurre al maquillaje y a la peluquería, también la industria textil juega un papel importante ya que los patrones y colores de las prendas que utilizamos pueden hacer que estemos más favorecidos o no.

El visagismo como técnica de maquillaje llegó para realzar aquello que nos adorna el rostro y disimular lo que no. No se trata de transformar a tu cliente en otra persona, sino que previamente, ayudándote de un buen análisis de las facciones, potenciar lo rasgos que ya son bellos.

¿Cómo se aplica el visagismo?

Usa tu creatividad entendiendo que los colores oscuros y fríos aportan profundidad. Por el contrario si lo que necesitas es ampliar visualmente ciertas zonas, tendrás que aplicar colores claros y cálidos.

Caras vemos, formas conocemos

La geometría tiene una cuota que debes incluir, según los tipos de caras que te sugerimos identificar, antes de aplicar la técnica del visagismo en el maquillaje:

Ovalado: puedes usar cualquier estilo de maquillaje, casi todo les va bien.

Rectangular: usa una paleta de contornos oscuros cerca de orejas y sienes.

En triángulo invertido: dale luz al mentón y sombrea las sienes.

En triángulo: pon un tono oscuro en el mentón e ilumina las sienes.

Cuadrado: oscurece las sienes y el mentón para suavizar estas formas.

Redondo: NO TE PASES de sombra en sienes y mentón, así te aproximarás a la forma ovalada.

Facciones

Al aplicar la técnica del visagismo en maquillaje, no solo debes tomar en cuenta la forma del rostro para lograr maravillas, analiza el conjunto de particularidades estructurales y capta si tu cliente tiene facciones…

Exóticas: esas caras inusuales que ves en la calle y quizás provienen de otro país.

Duras o marcadas: se ven sobre todo en gente con una estructura ósea muy resaltante, como pómulos prominentes.

Aniñadas: presentan ojos, nariz y labios, pequeños o muy juntos.

Clásicas: esos rostros que parecen sacados de una pintura griega, con una simetría y proporción únicas.

Particularidades

Cada quien tiene su detallito en el rostro, que lo hace más o menos difícil de maquillar aplicando la técnica del visagismo, el reto que te propongas como profesional, hará que te ganes el amor eterno de tus clientes. Observa bien la tipología de las siguientes partes del rostro, para que diseñes tu obra de arte.

Frente 

Ancha: la mayoría de estilistas apelan al flequillo para disimularla, si no es el caso, CUIDADO con la cantidad de iluminador que apliques. Es súper importante para esta tipología que uses sombras y tonos oscuros, justo donde nace el cabello, así quedará más angosta la frente. 

Estrecha: SIN PIEDAD aplica iluminador a lo largo, para simular mayor amplitud. 

Nariz  

Aguileña: coloca tonos oscuros en los laterales, pero mantén el tabique mate y en la punta agrega iluminador. 

Pequeña: recorre el tabique con iluminador, usando la brocha abanico, poco antes de terminar deja un pequeño espacio sin aplicarlo y agregas un toque en la punta. También puedes usar la yema de tus dedos o una esponja para fundir el color. 

Ancha: desde donde terminan las cejas, sombrea hasta la punta por los lados, sólo en el tabique nasal, aclara un poco. 

Mentón 

Prominente: agrega sombra en la punta

Afilado: ponle iluminador a los costados para se vea más ancho. 

Barbilla o mentón partido: si quieres disimular esa hendidura, usa un tono claro y mantenlo mate, con el subtono más apropiado según la piel de tu cliente. 

Poco mentón: RESÁLTALO con iluminador, así se verá más grande. 

 

Por si fuera poco, es recomendable asesorar a tu cliente acerca de lo que resaltarás u ocultarás según sea el tamaño y color de ojos, cuan separados están, si tiene labios gruesos o finos, la forma de las cejas, el color de cabello y piel, si tiene algunas líneas de expresión o manchas que debes disimular. Por ejemplo si tu cliente tiene ojeras grises, usa un color salmón suave en esa zona. 

SI te interesa aprender paso a paso cómo utilizar el visagismo en tus técnicas de maquillaje, te recomendamos las siguientes formaciones, con las cuales podrás ver claramente cómo el maquillaje puede destacar o esconder los rasgos naturales de las personas:

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista