Cómo hacer un eyeliner profesional paso a paso

Para gustos y colores, varios tipos de eyeliners  

Al hacer un eyeliner profesional, identificamos 3 grupos por su: 

– Presentación: 

  • Lápiz o creyón. 
  • En crema: dentro de tarros. 
  • Líquido y gel: ambos tipos vienen en tubos con pincel incorporado. 
  • Adherible: parecen pegatinas en un papel, del que las desprendes. 

– Forma de aplicación: con pincel o pegamento. 

– Tendencia actual: escarchado y neón. 

Elije la marca, presentación de tu preferencia y a delinear se ha dicho. 

Cada quien con su cada cual 

Porque tu cliente merece una atención personalizada, antes de hacer un eyeliner profesional analiza la forma de sus ojos, si son: almendrados, rasgados o caídos. Fíjate ¿De qué color son? ¿Para qué ocasión se maquillará? Y considera otros aspectos como el color del vestido, esos detalles te ayudarán en tu trabajo, para luego elegir entre un eyeliner: 

  • Sencillo: es una línea fina que recorre todo el párpado, sin alargar el ala después de finalizar el globo ocular. 
  • Cat Eye o línea de gato: que tiene un ala larga, un poco elevada y generalmente son gruesos, recorren sólo el párpado móvil. 
  • Pin up: en este caso la línea que supera el ojo es más levantada y corta, ideal para personas que tienen los ojos muy juntos, agrandándolos. Cubres el borde del párpado móvil hasta la mitad. 
  • Diamante: marcas la línea desde el final externo del ojo, dibujas la que va encima de todo el párpado móvil, ampliando el grosor progresivamente a medida que te acercas al final del ojo y la prolongas hacia arriba con una curva un poquito pronunciada cuando llegues al final del párpado móvil, una vez allí desde el ala que trazaste al inicio completas y rellenas una forma parecida a la de un diamante cuando unas los finales de ambas líneas. 

Eyeliner paso a paso 

¡Importante! Antes de empezar a hacer un eyeliner profesional, aplica primer y base a modo de preparación de la piel del contorno de ojos, para que conserve el mayor tiempo posible el eyeliner, usando los mejores instrumentos y productos, para una apariencia impecable. 

Ayúdate en el inicio de tu eyeliner profesional, usando uno líquido o en gel con pincel incorporado, haciendo 3 puntos muy pequeñitos de referencia para el trazado completo: uno al final de la cuenca del ojo, otro donde comienza el ala o saliente dependiendo de cuan largo le gusta o le queda bien a la cliente, tomando en cuenta la forma de sus ojos y párpados; y otro donde finaliza el ala, considerando el grosor que tendrá, este último quedará un poco por encima del primero que marcaste.  

Traza las líneas que unen estos puntos, estirando suavemente la piel donde sea necesario, con los ojos de ella mirando hacia abajo. 

Delinea el párpado móvil, desde el lacrimal insistiendo en el nacimiento de las pestañas para que no pierda continuidad la línea, hasta llegar al punto 3 de los que marcaste como referencia al inicio. 

Luego rellena las zonas sin eyeliner y voilá! 

Al terminar debes apreciar lo bonito del delineado, tanto con los ojos cerrados como abiertos. 

¡Si te equivocas, que no cunda el pánico! Existen eyeliners profesionales con borrador incorporado. 

Puedes intensificar más aún, cubriendo la línea de agua del párpado móvil y abajo también, con un eyeliner en creyón, si no es inconveniente para la cliente. ¡Cuidado! podría traer problemas de lagrimeo o infección. 

Ahora si ¡A practicar! Si quieres reforzar todo lo que has aprendido con este artículo, puedes seguir las formaciones que te recomendamos paso a paso para hacer eyeliners perfectos.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista