Corte French Crop, paso a paso

El corte French Crop es uno de los cortes de pelo masculinos más solicitados y utilizados a lo largo de los años. 

Este corte que fue una verdadera tendencia en corte masculino durante los años 90 y volvió a circular por las calles en pleno siglo XXI.  

Sin duda, el French Crop se ha postulado como uno de los cortes masculinos que más de moda están. También conocido popularmente como “corte estilo César”, el mismo se inspiraba en el corte de cabello que llevaban los emperadores romanos de aquella época. 

 

¿Cómo es el corte French Crop?

En este tipo de corte de cabello, lo que hacemos es rapar la parte inferior de la nuca y los laterales, dejando la parte superior más larga para peinarla hacia adelante sobre la frente o a un lado, dependiendo del largo del cabello y del estilo del cliente.

Una de las grandes ventajas de este tipo de corte de cabello es que favorece a toda forma de rostro, cualquier edad y cualquier estilo, sin importar ningún otro tipo de características. Tanto si tu cliente tiene el cabello rizado, liso, fino o grueso, ten por seguro que le va a quedar bien. Solo tienes que jugar con el largo de la parte superior y ya está. 

 

Cómo hacer el corte French Crop 

Para obtener un corte de pelo French Crop es necesario pasar el cortapelos a un número bajo tanto por la nuca, como por los laterales. 

La parte de arriba de la cabeza, que es donde el cabello será más prominente, se corta con la tijera, peinando el cabello hacia abajo o haciendo la raya al lado, pero asegurándonos siempre de dejar un flequillo corto. Ese flequillo podrá ir tanto al costado como hacia el frente.

 

Ventajas del corte French Crop

La ventaja de este flequillo es que le proporcionará un agradable marco al rostro y, además, será un excelente escondite para las entradas en el caso de que las haya.

A parte, otro de los atractivos de este corte de pelo reside en que el pelo estará lo suficientemente corto en la zona inferior para peinarse en un par de minutos por la mañana y, como decíamos, lo suficientemente largo en la parte superior para disimular las entradas. 

Se trata de un peinado ideal para el día a día, ya que, al estar el pelo bastante corto, casi no es necesario esforzarse a la hora de peinarse por las mañanas debido a que, simplemente, hay que dejar que la mayoría de los mechones caigan en su lugar natural y acomodarlos un poco según el gusto. 

A la hora de mantenerlo, también es sencillo. El French Crop tan solo precisa de un recorte cada tres o cuatro semanas más o menos para mantenerse prolijo y cuidado.

 

Corte French Crop paso a paso

Desde MDB Education te recomendamos que tengas a mano un peine, tijeras y una máquina corta pelos para llevar a cabo este corte. 

Lo primero que harás es humedecer el cabello del cliente y dividirlo en las partes que irás cortando. 

Para la división, vas a trazar una línea detrás de la oreja y harás que vaya de oreja a oreja para separar la coronilla de la parte superior. Entonces, de esta manera ya sabrás que la parte baja de la cabeza es la que va a afeitarse, mientras que la parte alta mantendrá el largo. 

Después, vas a llevar todo el cabello de arriba hacia adelante, para igualar el flequillo en la parte de las entradas y asegurar que podremos taparlas. Simplemente equilibras el flequillo y continúas con las demás áreas. 

Luego, vas a trazar otra línea desde el contorno de la frente hasta la cima de la cabeza, para así separar el área baja del contorno, la cual vamos a afeitar también. 

Una vez esté bien corto todo el contorno inferior, tendrás que dar forma al cabello que quedó en la parte superior, ayudándote con un peine.

 

Si quieres realmente entender la técnica detrás de este corte, te recomendamos las siguientes vídeo formaciones:

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista