Corte Mullet, 5 cosas que debes saber

Si hay un corte que parece estar reviviendo después de varias décadas sin uso, ese es el corte Mullet. Este peinado de estilo ochentero está dando mucho de qué hablar y se está viendo por todos lados tanto en hombres como en mujeres.

Aunque la premisa de este corte es muy simple y consiste en dejar largo por detrás, con un largo medio por arriba y muy corto por los laterales, en la práctica es mucho más complejo.

Existen muchos detalles para tener en cuenta y que no podemos dejar de contemplar si queremos que nuestro mullet sea un corte moderno del 2021 y que no nos quede como recién salido de una máquina del tiempo.

Así que, si buscas destacar ofreciendo los mullet más modernos, en MDB Education te aconsejamos tener en cuenta cada uno de los siguientes detalles…

No peinar para atrás

La diferencia más grande entre un mullet ochentero y uno más moderno es que en los ochenta era muy utilizado con jopos o tupé, y eso está muy alejado de las búsquedas más actuales.

La nueva forma de llevar este corte puede ser con peinados que van hacia adelante, e inclusive hacia arriba, pero lo mejor es evitar los tupés que lo harán parecer un corte anticuado. En el caso de las mujeres, un peinado lateral también puede llegar a darle ese toque femenino que tan bien les queda.

Largo de la melena

La melena del mullet, como ya dijimos, es la parte más larga del corte, pero eso no quiere decir que tenga que serlo en exceso.

En el caso de los cortes masculinos, lo mejor es que no pasen la altura de los hombros, mientras que en mujeres sí pueden ser levemente más largos, pero con un degradado muy intenso llegando al final.

Laterales

En cuanto a los laterales, lo mejor es que sean lo más cortos posibles pero siempre respetando la armonía.

Una transición violenta entre los laterales y los otros niveles del corte es lo que se busca evitar a toda costa. Por esa razón es por lo que el corte mullet suele lucirse más con peinados más descuidados.

De todas formas, no hay que tener miedo a raparse a cero los laterales, incluso un buen degradado puede darle esa armonía que en muchas ocasiones llega a perderse.

Controlar el volumen

Si bien este es un corte que se suele llevar super larga la parte de atrás, es muy importante que esto no se traduzca en llevar un exceso de volumen.

Por este motivo, el estilo mullet es el que más compatibiliza con el entresacado, ya que cuando trabajamos con cabellos gruesos o rizados se vuelve imprescindible cortar sin miedo para que el peinado no se infle por la parte de atrás.

Esto también se aplica en mujeres que necesitan que el corte les quede un poco más largo por detrás, pero que, al mismo tiempo, el largo se lo de un mínimo de cabellos.

En estos casos, la parte más cargada del peinado suele ser la parte superior, ya que ahí sí es donde concentran mayor volumen.

Peinado

Con relación al momento de peinar y mantener este corte, lo mejor es no usar un exceso de productos, en especial aquellos que aportan más brillo al peinado. Por lo tanto, si se quiere aplicar un producto que ofrezca mayor control, es importante que nos fijemos en que este no sea brillante.

Un corte mullet tiene que aparentar descuidado y salvaje, no tan luminoso y mucho menos controlado.

Por otra parte, si un cliente piensa agregarse color, el mullet es de las mejores opciones para probar colores de fantasía, aunque siempre en colores mate.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista