5 diferencias entre cortar el pelo a un niño o a un adulto

A lo largo de tu trayectoria profesional te habrás encontrado en alguna que otra ocasión con el reto de atender a un niño. Si todavía no te ha tocado, te llegará el momento tarde o temprano. Pero ¿sabes qué diferencias hay entre cortar el pelo a un niño o a un adulto?

La atención y el cuidado del detalle

Desde que entra por la puerta del salón hasta que se va el trato y la atención que requieren los menores es diferente. Para cumplir con éxito la atención el trato de los expertos tiene que ser sensible y cordial y la mentalidad abierta, con habilidades para comunicarse con ellos. Además, es necesario contar con claras habilidades para general empatía.

Aportar una experiencia positiva, haciendo que el niño se sienta cómodo con el espacio y lo haga como suyo. De este modo, se pude quitar el miedo o al menos reducirlo, logrando que sientan confianza y vean la experiencia del corte de pelo como algo divertido. Poco a poco, de servicio a servicio, aprenderán que es un hábito saludable para el cuidado del pelo y su imagen personal.

Como todo suma y cada detalle cuenta hay tener mobiliario adecuado, así como batas y peinadores para que no se asusten. Por ejemplo, una de las herramientas recomendadas para la atención a niños es la visera transparente, que se puede pegar en la frente y evita que caiga el pelo a los niños. De esta forma te deja seguir trabajando y los niños no se sientes incómodos.

Duración del servicio

El tiempo del servicio varía en función del cliente, pero en todos los casos, para agilizarlo lo mayor posible hay que establecer un buen protocolo de actuación en el que se establezcan todos los pasos a seguir, así como las técnicas y las herramientas que se van a implementar. El protocolo en los adultos suele ser más extenso, por lo que el servicio puede ser más largo. Sin embargo, cortar el pelo a un niño puede ser más difícil por las necesidades de su faceta como lo que son, niños.

El tipo de cabello

Por norma general el tipo de cabello de los niños y adultos es muy distinto. Lo más característico es que los más pequeños suelen tener cabellos más finos, las patillas y el área frontal despoblada y los contornos de la nuca elevados.

En este sentido, en el caso de los niños hay que tener en cuenta que la piel de las zonas de nacimiento y la piel en los contornos del cabello es muy fina. Por ello, hay que tener especial cuidado al hacer uso de la maquinilla, especialmente si son muy bebés se debe prestar más atención a la costra láctea. Se trata de un tipo específico de la llamada dermatitis seborreica infantil, es decir, una dolencia inflamatoria de la piel muy común, que se presenta de forma precoz, prácticamente desde el nacimiento y que afecta principalmente al cuero cabelludo de los recién nacido.

En el caso de las niñas, es conveniente ayudarse de algún producto de hidratación sin aclarado para que cuando pase el peine se deslice suave y la niña no sienta el tirón en su cabeza. Para los niños, es recomendable utilizar una máquina de detalle para hacer los contornos.

Los acompañantes

Los más pequeños no suelen acudir al salón solo, por lo que en algún que otro momento, la particularidad de contar con la mirada curiosa e inquisitiva de un adulto puede hacer que nos sintamos más incómodos durante el servicio. Para que no interfiera en nuestro trabajo es necesario mostrar las dotes de comunicación y desarrollar la capacidad de trabajar bajo presión.

Cuando el niño no contesta o interactúa con nosotros, por la edad o por timidez, nos dirigimos a su acompañante. También lo podemos utilizar para ofrecer al adulto un servicio para el menor, como lavar el cabello, ya que este servicio no se suele realizar a los niños.

Algunos riesgos derivados del trabajo

El más recurrente es el corte, es decir, el riesgo de cortar al niño o a ti mismo. Para evitarlo, coloca siempre tu dedo como escudo de su piel u oreja. Si ves que la situación es complicada porque el niño tiene miedo o es algo revoltoso, solicita ayuda al acompañante, espera a que se calme y que esté tranquilo.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista