El centro de tecnología Francis Tuttle instala los Freestylists para los Estudiantes

La belleza es un trabajo a jornada completa, y Dennese King, profesora de Cosmetología en el Centro Tecnológico Francis Tuttle, ha dedicado su vida a la formación de profesionales de peluquería para traer más belleza al mundo. Dennese ha notado que los recursos disponibles para los estudiantes de cosmetología han avanzado mucho y están a la par con los recursos de otros entornos profesionales con el objetivo de garantizar profesionalidad a la hora de formar a los estudiantes.

Como consecuencia, más jóvenes de la industria de belleza se han sentido atraídos por este centro.

«Las redes sociales y la tecnología están evolucionando constantemente y han abierto muchas más oportunidades en la cosmetología y otros campos relacionados», explica King. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., la tasa de crecimiento del empleo para barberos, peluqueros y cosmetólogos es del 19 % entre 2020 y 2030, mucho más alta que la tasa media del 8%.

El mundo es hoy un lugar diferente. Cada detalle importa a la hora de atraer nuevos estudiantes, especialmente, cuando se trata de tecnología y seguridad, que ahora son aspectos importantes en la industria de la belleza.

“Instalamos los Freestylists en el centro por razones de seguridad: tener los secadores suspendidos del techo evita tropezar con los cables, darse golpes con los cajones que no cierran o tener que limpiar los cables. También evita que los secadores se caigan al suelo y se rompan o hagan daño a alguien», añade. «Es una tecnología innovadora que hace que la enseñanza y el aprendizaje sean más cómodos y organizados».

King dice que los Freestylists son fáciles de usar, solo hay que levantar la mano y el secador se enciende. Es ligero y fácil de manejar, además facilita el trabajo a los estudiantes. «Se sienten muy empoderados por utilizar una herramienta de tan alta tecnología y todos quieren trabajar en salones que los tengan. Debería haber más en el sector», explica.

King tiene más de 40 años de experiencia en el sector. Ha trabajado en peluquerías, en escuelas privadas de cosmetología y ahora enseña en un centro profesional de tecnología. «Cuando soy capaz de transformar a un estudiante de una oruga en una mariposa, es muy gratificante y es lo que me hace seguir adelante», añade.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista