3 factores por los que se calienta el decolorante

Hay 3 factores por los que el cabello puede sufrir esta reacción.

1.El más común es por la reacción química que se puede producir por la presencia de algún producto como estabilizadores, tintes minerales o vegetales y algún tratamiento médico, en el cabello de nuestros clientes. Por ello es fundamental preguntar al cliente durante el diagnóstico si puede ser su caso.

2. El agua con el que se lava el cabello y el cuero cabelludo influye también en las reacciones durante el proceso de decoloración. El agua de cada ciudad es distinta ya que varía en función de los procesos de salinización del agua. Por lo general, el agua que sale del grifo de los lava cabezas es agua calcárea o agua dura, ésta contiene un alto nivel de minerales, sales de magnesio y calcio, que producen una reacción química cuando se aplica el decolorante. En concreto, que se caliente.

3.El tercer factor es el papel de aluminio, una de las herramientas a la que más recurren los expertos a la hora de realizar un proceso de decoloración. Las propiedades de este papel hacen que, si se coloca en una gran cantidad, se guarde el calor llegando a calentarse en exceso.

Estos factores solo hay que tenerlos en cuenta en caso de que se produzca un calentamiento que salga de lo común. Seguro que en más de una ocasión cuando has ido a realizar este servicio a algún cliente has notado que se calienta un poco. Algo normal ya que es parte de la reacción del decolorante con el oxígeno y el calor lo genera el cuero cabelludo del cliente.

Para evitar que se produzca una reacción más caliente de lo normal y no perder el control del servicio en ningún momento, es importante mantener una comunicación fluida con los clientes para que avise de si nota cualquier anomalía.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista