Hábitos que dañan el cabello

«Nadie quiere un cabello dañado… Sin embargo, los hábitos diarios favorecen la sequedad y la rotura, y no nos damos cuenta. Es importante saber qué tenemos que hacer y qué tenemos que evitar. Estos son algunos de los pasos que comparto con mis invitados para reducir los hábitos que dañan el cabello», explica Teresa Romero, directora artística de Sam Villa y directora de educación en José Luis Salón.

  1. No utilizar un champú y un acondicionador adecuados: el estilo de vida, la salud y los hábitos de peinado cambian. También deben cambiar los productos que se utilizan para dar solución a los problemas de cabello. Acuérdate siempre de utilizar el acondicionador, ya que aporta hidratación y proteínas necesarias para el cabello.
  2. La técnica: no apliques el champú en las puntas. en su lugar. Masajea el champú suavemente en el cuero cabelludo y llévalo hacia las puntas, utilizando los dedos como si fueran un peine. Puedes utilizar también un peine de dientes largos con un movimiento descendente para distribuir el acondicionador de una manera más uniforme.
  3. Peinar/cepillar el cabello mojado: El cabello se estira cuando está mojado, lo que lo hace vulnerable a la rotura. Para minimizarlo, utiliza un peine de dientes grandes o un cepillo húmedo cuando desenredes el pelo mojado y trátalo con suavidad.
  4. La salud del cuero cabelludo: Un cuero cabelludo dañado crea un entorno poco saludable para el crecimiento del cabello. Utiliza un tratamiento de limpieza 1 o 2 veces al mes para eliminar la acumulación en el cuero cabelludo para que el cabello pueda crecer. 4. Peinar/cepillar el cabello mojado: El cabello se estira cuando está mojado, lo que lo hace vulnerable a la rotura. Para minimizarlo, utiliza un peine de dientes grandes o un cepillo húmedo cuando desenredes el pelo mojado y trátalo con suavidad.
  5. Torcer o tirar del cabello: no tires y no tuerzas el cabello durante el día, ya que la tensión provoca roturas. Dejar el cabello envuelto en una toalla, tirar demasiado fuerte para hacer trenzas o colas de caballo y peinados muy apretados puede contribuir a la rotura del cabello.
  6. Las extensiones de cabello: hay muchas técnicas para colocar el cabello para evitar el daño. Elige las técnicas con el menor daño posible para tu tipo de cabello y educa a tus clientes sobre el mantenimiento de las extensiones en casa, así como sobre el funcionamiento para retirar las extensiones.
  7. El peinado térmico: las herramientas de peinado que están más usadas o los ajustes de calor inadecuados pueden provocar daño. Baja el calor o utiliza herramientas con ajustes de color, como las planchas y los secadores de Sam Villa. Utiliza SIEMPRE productos de protección térmica a la hora de peianrte. En Redken y Mizani puedes encontrar un montón.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista