Microcut, la solución perfecta para mantener la melena de tus clientes y aumentar tu ticket medio

Algunas de las necesidades más frecuentes de un cabello largo son la elección correcta de los productos de mantenimiento en casa, la aplicación habitual de protectores térmicos durante el secado o la revisión del corte de cabello en las puntas para asegurar que están débiles o quebradizas. Puede que a medida que vas haciendo tus recomendaciones y llega el momento de hablar del corte percibas cierta preocupación por parte del cliente.

La mayoría de los clientes cree que para los peluqueros un corte de puntas implica un cambio de apariencia en su imagen. Además, no consideran a algunos peluqueros capaces de cortar menos de dos centímetros. ¿Habéis notado esta percepción?

Por ello, ahora que ya hemos asimilado que para algunas clientas cuando tenemos las tijeras y el peine entre las manos somos un peligro para su melena, podemos hacer uso de una de las técnicas de corte más efectivas para mantener un cabello largo sano, hacer que nuestros clientes se tranquilicen disfrutando de su visita a la peluquería y aumentar el ticket medio de tu salón. Atento a las claves que te contamos a continuación sobre la técnica microcut.

El microcut es mucho más que un servicio de corte. Es una terapia antiestrés para el cliente y una gran oportunidad de negocio para ti. Se trata de una revisión frecuente del corte de cabello, sea cual sea su forma y estilo, pero en versión reducida -hablando de centímetros. Recuerda que lo más importante en un corte de pelo no es cuánto cae al suelo sino lo que queda en el cráneo. Podemos retocar un corte de cabello cortando únicamente medio centímetro, pero con mayor frecuencia. De esta forma no daremos opción a que la punta se deteriore volviéndose quebradiza y obligándonos a recomendar un retoque de puntas más visible en la imagen global del cliente. Una opción interesante para llevar a cabo este seguimiento del estado de las puntas es planificar dicho servicio en cada visita al salón en la que vamos a retocar el color de cada cliente. Seguro que ya te has dado cuenta de que con la técnica microcut estás aportando la solución más tranquilizadora a las exigentes melenas de tus clientas y, al mismo tiempo, incrementando la facturación de tu salón.

Y, por si ya estás intentando ubicar esta propuesta en tu menú de servicios, puedes elegir una opción comercial discreta y que el cliente no lo perciba como un abuso por tu parte. Entendemos que, si el corte es micro, el precio también puede serlo pero estos detalles los dejamos a tu elección.

Es el momento de personalizar cada servicio y para ello también hay que saber hacer un corte sin cortar, crear colores sin teñir y peinar sin tocar el peine. Si quieres aprender nuevas propuestas tan interesantes como esta, entra en www.modumb.com y descubre todos los servicios y técnicas que puedes poner en práctica en tu salón y rentabilizar tu negocio. ¡Te esperamos!

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista