Técnicas de visagismo. Planos de observación del rostro.

Con el objetivo de entender cómo influye el análisis de la forma del rostro en la elección del estilo de corte, en este artículo se van a implementar una serie de ejemplos que ayudarán a identificarlos, a entender sus diferencias y qué volúmenes resultan favorecedores. No se debe olvidar que la forma de cada rostro se analiza a través de la perspectiva frontal aunque a veces el dibujo que representa la forma del contorno o nacimientos del cabello se hace más protagonista mostrando una figura en el óvalo determinada.

Para desarrollar un correcto análisis del rostro se entenderán dos planos fundamentales de observación, es decir, el plano vertical y el horizontal.

En el sentido horizontal se dividirá el rostro de forma imaginaria en tres zonas:

  • Zona intelectual: desde el nacimiento del cabello (central) hasta la base de la ceja
  • Zona afectiva: desde la base de la ceja hasta la base de la nariz
  • Zona sensitiva: desde la base de la nariz hasta la barbilla

Si se detecta descompensación en una de estas zonas se tratará de forma independiente respecto a las zonas restantes de manera que se pueda compensar mediante la técnica de corte.

En cuanto al sentido vertical se tomarán de nuevo líneas imaginarias en el centro y en los laterales del rostro de manera que se podrá valorar si existe simetría y semejanza entre las dos mitades del rostro así como entre los ojos, las cejas, los labios, la nariz y la mandíbula. Un ejercicio que facilita esta detección de diferencias es ocultando una y otra mitad alternativamente siendo recomendable hacerlo en zonas de mayor intimidad del salón.

Para corregir o compensar el rostro se toma como referencia las medidas de un rostro ovalado, considerado como representante de la belleza ideal según los cánones estéticos. Se reconoce por su eje vertical ligeramente más largo que el horizontal y suele presentar una mandíbula más reducida respecto a la anchura de la frente. Es muy femenino, equilibrado y está dispuesto a admitir cualquier estilo de corte. A su vez, se deben evitar volúmenes exagerados en la zona alta del cráneo para que no pierda sus proporciones.

Como se puede observar, son muchos detalles diferentes en cada persona, lo que significa que serán muchos los looks distintos que hay que diseñar para que cada cliente pueda lucir un estilo único.

En el siguiente artículo nos introduciremos en las distintas formas del rostro y sus características.

Si quieres aprender a elegir las técnicas adecuadas en cada servicio, únete al Entrenamiento Avanzado Mirror y descubre cómo hacer cualquier estilo y que sea favorecedor.

https://mdbeducation.com/metodo-mirror/

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista