Tú, ¿cueces o enriqueces…? tus cortes de pelo

¿Cueces o enriqueces? ¡Nos encanta este eslogan!

Cuando lo escuchamos por primera vez hacía referencia a unas pastillas de caldo para cocinar y desde entonces no hemos parado de relacionarlo con nuestro trabajo y con los servicios de peluquería.  
No nos hemos vuelto locos, no. Es cierto que en MDB nos gusta mucho cocinar y, por lo que dicen, se nos da bien  pero queremos ponerte un ejemplo de a qué nos referimos cuando lo trasladamos a la peluquería, o mejor aún, “EL EJEMPLO” que dará respuesta a muchas incógnitas. 

Por ponerte en contexto: 

  • Situación 1: Haces un servicio de corte, tu clienta se va y cada vez que la ves por la calle lleva unos peeelooosss… “ ¡¡Virgencita, virgencita, que no le diga a nadie que viene a mi peluquería!!” 
  • Situación 2: Haces un servicio de corte, tu clienta se va y cuando vuelve te dice que no se apaña nada bien, que no consigue dominarlo. “¡¡Será torpe!! ¡¡Qué poca habilidad tiene en las manos esta mujer!! “
  • Situación 3: Haces un servicio de corte, tu clienta se va y nunca más vuelve a pedir cita en tu salón. “¡¡ No entiendo nada!!, ¿se habrá mudado?”
  • Situación 4: “Mi vecina me ha dicho que esta coletilla de aquí sobra”.”El corte es así pero tu vecina podía estar calladita.”


Si te has visto en alguna de estas situaciones es que eres “de los que cuecen”… ¿Sigues sin ver la relación entre las pastillas de caldo y el corte de pelo? 
¡Venga, te lo explicamos!.
Enriquecer un corte de pelo es: 

  • Que el cliente siempre esté decente sin pasar por la peluquería a peinarse. 
  • Que el cliente no tenga que levantarse 40 minutos antes para peinarse. 
  • Que el cliente no vaya por la vida lleno de horquillas y con coleta cada día. 
  • Que el cliente vuelva a pedir cita en tu salón. 
  • Que el cliente hable de ti siempre que tenga ocasión. 
  • Que tu cliente sea más feliz. 
  • Que cada vez tengas más clientes. 
  • Que cada vez factures más. 
  • Que tú seas más feliz. 

 
Y tú dirás, ¿todo eso está dentro del concepto de “corte de pelo”? Pues sí, un servicio de corte no es solo una reducción de longitud en el cabello. A lo largo de muchos años de experiencias, nos hemos topado con clientes que lo hacían por pura necesidad o cuestiones de higiene, pero créenos si te decimos que han sido los menos. 
Te diremos lo que quieren nuestros clientes: 

  • Estar más guap@s. 
  • Ser diferentes. 
  • No tener que peinarse. 
  • Poder cambiar de imagen según la ocasión. 
  • Nuestro consejo sobre lo que ellos piden. 

 
Y ahora te diremos cuánto están dispuestos a pagar por conseguir todo esto: 
 
Sí, te lo vamos a contar, no tenemos por qué ocultarlo. ¿Sigues esperando la cifra? ¡Allá vamos! 
 
¡¡Están dispuestos a pagar lo que sea!!
 
Ahora la pregunta es, ¿cuánto estás dispuesto a pagar tú para conseguir que tus clientes sean realmente fieles, te recomienden, valoren tus servicios y puedas facturar más? ¿A ver qué te parece esto? 
Por solo 390€, en 3 cómodos plazos con tu Suscripción Prime Anual. Se trata del Entrenamiento Avanzado Mirror que tiene un programa formativo compuesto por vídeos, documentos de información adicional, test de examen y actividades prácticas que nuestra Directora Artística supervisará  para ayudarte a mejorar. Y todo esto lo haremos cara a cara porque estaremos contigo en las diferentes tutorías en directo que llevaremos a cabo durante las 12 semanas de duración del curso. 
En el siguiente enlace puedes reservar tu plaza donde te enseñaremos a ser capaz de hacer cualquier corte absolutamente personalizado, incluso cuando un cliente te muestre una fotografía y te diga “quiero esto”, sabrás exactamente qué tienes que hacer y cómo mejorarlo.

https://mdbeducation.com/metodo-mirror/?utm_source=web&utm_medium=modulo_web&utm_campaign=metodo_mirror

¡Deja de perder dinero y de ponerte excusas! En el enlace de arriba está la solución 😉 

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista