Todas las claves sobre las uñas de gel y acrílicas

En este punto es esencial que ofrezcas las mejores recomendaciones para tus clientas en función de sus necesidades. Por ello, es fundamental conocer en qué consiste cada una de estas opciones, de gel o acrílicas, y las diferencias entre ambas, porque, aunque estas manicuras parezcan similares son muy distintas. Estas diferencias se pueden apreciar durante el proceso y durante el resultado y la duración.

Uñas de gel

Una buena alternativa para las clientas cuyas uñas naturales se rompen fácilmente y para aquellas personas que buscan conseguir una manicura de larga duración, con un aspecto más brillante y natural que en las manicuras acrílicas.

Entre las principales ventajas de este tipo de manicura cabe destacar el tiempo de secado, que es inferior al de las manicuras acrílicas. También son más fáciles de eliminar. Si no cuentas con este servicio en tu negocio y estás pensando incluirlo tendrás que saber que es más caro que el de otras uñas artificiales. Ten especial cuidado cuando vayas a trabajar con una uña rota, ya que arreglar una uña de gel rota es muy complicado y en el momento de la retirada de estas uñas debes ser delicado. Otro de los aspectos que debes tener en cuenta, es el tiempo entre cada servicio de manicura con gel porque si se realiza con demasiada frecuencia puede provocar daños en las uñas de las clientas. Si tus clientes las van rellenando cada cierto tiempo podrán lucir unas manos perfectas entre dos y tres meses.

Uñas acrílicas

La solución para que las uñas de tus clientes se muestren más resistentes. Estas uñas están formadas por líquido monómero y polvo acrílico que al mezclarse crean la uña artificial, por lo que esta mezcla se va creando a medida que se va aplicando. En esta manicura es importante el esmaltado, que puede ser tan creativo como tus clientes y tú consideréis. La dureza y la resistencia de las uñas acrílicas será una buena base de trabajo para aplicar el color.

Debes ser cuidadoso a la hora de aplicarlo para no dañar el lecho ungueal (es la piel que está debajo de la uña). Este tipo de uñas pueden parecen menos naturales que las uñas de gel si no se aplican correctamente, por lo que sé detallista durante todo el servicio. Las manos necesitan una atención constante, por lo que, si tus clientes buscan una manicura de larga duración que apuesten por las acrílicas que, si se rellenan cada dos semanas, aproximadamente, pueden durar hasta seis meses. Sin lugar a dudas, una buena opción para fidelizar a tus clientes y medir el nivel de satisfacción con el servicio y con tu negocio.

Si en algo coinciden estos tipos de manicuras, es en la finalidad. Por lo general, es probable que tus clientas cuando demanden este servicio busquen alargar sus uñas naturales o dar forma a las suyas.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista