Ventajas de vender productos en un salón

No está de más beneficiarse de la venta de productos en tu salón. Sin embargo, lo que resulta chocante es que muchos salones no lo hacen lo suficiente o ni siquiera lo hacen. Sin embargo, hay numerosos beneficios que puedes obtener si decides vender productos en tu salón.

Si eres de los que no comercializa productos en tu salón, vamos a exponerte un pequeño cálculo que quizá te haga cambiar de opinión.

  1. Una jornada laboral normal tiene 8 horas (ya sabemos que nos dirás que ojalá)
  2. Con una media muy conservadora de 6 servicios al día, pasarían 6 personas al día por tu salón
  3. Cada mes de media tenemos 22 días, lo que supone a 6 personas por día un total de 132 clientes
  4. Y esto por 11 meses (nos tomamos uno de vacaciones) tenemos un total de 1.452 clientes que han pasado al año por nuestro salón
  5. Si solamente un 15% de los mismos compraría producto de reventa con un valor medio de 20 €, facturaríamos unos 4.356 € al año.

Con en este sencillo ejemplo ya te habrás dado cuenta lo que supone disponer de productos de reventa y que con un mínimo esfuerzo te puede reportar un increíble beneficio. Pero no debes ver el beneficio únicamente desde la perspectiva de ingresos adicionales a tu trabajo, debes pensar en otros muchos aspectos que te detallamos a continuación.

La cuestión es la siguiente…

El hecho de que muchos salones no aprovechen la venta de productos de reventa en su salón puede deberse a que no son conscientes de su potencial. El beneficio de la comercialización podemos enfocarla de dos maneras:

  1. El cliente se beneficia del precio de venta y productos profesionales
  2. El negocio incrementa sus ingresos.

Por lo que en esta transacción, tanto el cliente como el negocio salgan ganando. Ahora bien, después de presentarte las ventajas de la comercialización y como se benefician ambas partes de esta transacción, debes conocer que la comercialización de productos de reventa incrementa enormemente la fidelidad de los clientes, además de dar información adicional de gran interés para ti como estilista, conocer a tu cliente. Si aún tienes dudas, te recomendamos que visualices nuestra formación premium sobre lo que el neuromarketing puede hacer en tu salón.

Fidelizar a los clientes con productos de reventa

Para empezar, la venta de productos en su salón tiene el potencial de aumentar la fidelidad y la retención de los clientes.

¿Cómo lo sabemos?

Por ejemplo, si le dices a una clienta, mientras trabajas en su cabello, que has notado que tiene menos volumen que antes. Entonces te adelantas durante la cita y le recomiendas un acondicionador que hará que su pelo tenga más volumen.

También tienes otra oportunidad de añadir valor a la experiencia del cliente; durante el proceso de compra con el cliente, puedes sugerirle, utilizando tu conocimiento experto del producto, que este producto le irá bien.

Las posibilidades de que esa clienta vuelva a su salón acaban de aumentar un 30%.

¿Por qué te preguntarás que esto es así? Porque has demostrado que realmente te preocupas por tu cliente y su cabello.

Recuerda que la gente confía en las personas que se preocupan.

El cliente también se sentirá libre de consultarte sobre temas relacionados con el cuidado del cabello, los productos profesionales y la industria de la belleza, ya que la confianza sigue creciendo.

¿Suena bien? Pero eso no es todo. La clienta se convierte automáticamente en tu anunciante al ver que la has ayudado con un molesto reto capilar. No olvides lo que comentamos en uno de nuestros artículos, consigue reseñas para tu salón.

Mejora los ingresos por cliente

La venta de productos para el cuidado del cabello en tu salón ayuda a generar más ingresos por cada cliente que visita tu salón.

Los propietarios de salones de belleza se han considerado en su mayoría proveedores de servicios de mantenimiento del cabello y nada más. Esto ha limitado la capacidad de los salones para generar más ingresos y aumentar sus ingresos por cliente.

Por ejemplo, el peinado tiene un coste fijo para cada cliente, pero poder vender champú o acondicionador o cualquier otro producto para el cuidado del cabello a cada cliente que venga a arreglarlo puede aumentar los ingresos de su salón.

La cosa mejora aún más si puedes vender dos o incluso tres productos a cada cliente.  Pero no te vuelvas demasiado insistente, ya que tendrás el efecto contrario en tus clientes y los alejarás.

Sé un asesor y no un vendedor

Lo que comúnmente se llama venta a través del servicio. Haz que los tratamientos de peluquería y belleza de los clientes duren más. Una última ventaja de la venta de productos en un salón de belleza es el tratamiento duradero del cabello de los clientes. Mantener el estilo y la belleza del cabello si no eres peluquero puede ser difícil para la mayoría de las personas. Verás que muchas personas pierden el peinado casi inmediatamente cuando salen de tu salón.

Pero esto es lo que pasa.

¿Qué pasaría si les vendieras productos para el cuidado del cabello que les ayudaran a mantener su peinado y su textura fácilmente? Lo que consigues es un cliente feliz que siempre elegiría tu salón en lugar de otro.

¿Y qué más?

Consigues ganar más dinero con menos conversación, ya que la probabilidad de que se repita la venta al mismo cliente y las compras por recomendación son altas.

Conclusión

La venta de productos en su salón, como ha visto, puede suponer una gran diferencia en los resultados generales de su negocio de peluquería incrementando tu cifra de venta, pero además incrementas la capacidad para fidelizar a los clientes, lo cual es invertir en tu futuro.

Un cliente fiel hará más por tu negocio en términos de publicidad que cualquier campaña publicitaria que puedas desarrollar. Y como sabes esto es una «pescadilla que se muerde la cola», tus ingresos crecerán en la misma medida que crezca la base de tus clientes.

Si te ha gustado este artículo y estás interesado en formaciones y técnicas de gestión de salones, te esperamos en nuestras formaciónes premium.

Solicita una entrevista

MENTORING - Solicitar Entrevista